El agua de Sophia

 

Cuando clara reconozco

la luz de sus palabras

y brillan en mis manos

los ríos de las causas,

el Ser en mí lo capta

y cruzo una mampara de mi misma,

simplemente,

transformada.

 

Cuando gris la bruma cae

y a mi mente empaña

y busco alguna seña

de la senda para andarla,

mi Padre vuelca el agua

y llueve con mi Madre que es Sophia,

sobre todos,

su Enseñanza.

 

Cuando el agua de Sophia

alcanza nuestra alma,

la luz se hace presente

y brilla la esperanza,

el cielo se sonríe

y cantan los ejércitos celestes,

y yo escucho,

sus palabras.

1997

© 2014 Maria del Sol.
Tous droits réservés.
www.mariadelsol.eu

Retour à l'accueil